miércoles

CANCION DEL ELEGIDO

Vuelvo a la Trova Cubana, quizás buscando evocaciones de antaño, quizás buscando respuestas pero con seguridad, buscando compartir sones que me tocaron el alma en su momento.
Evoca Silvio Rodríguez en esta canción a ese ser, el “Elegido”, necesitado, deseado y temido por todos, que parece estar grabado en el pensamiento humano desde la época de las cavernas, al cual hemos puesto distintos nombres e ideologías, y al que invocamos para que desde donde esté venga a la tierra a solucionar lo que nos atribula.
Os pido que escuchéis la canción y penséis en la letra, quizás para el cantautor cubano "el elegido" tiene por apellidos Guevara, Castro o Bolivar. Pero cada uno puede invocar a ese ser con el nombre que le plazca, porque él será quién cubrirá nuestra necesidad de alguien fuerte, poderoso, sabio o bondadoso que resuelva nuestras dudas y solucione nuestros problemas del más grande al más pequeño. Háganlo.
Saludos Okawango

Canción del elegido (Silvio Rodríguez)
Siempre que se hace una historia
Se habla de un viejo, de un niño o de sí,
Pero mi historia es difícil:
No voy a hablarles de un hombre común.
Haré la historia de un ser de otro mundo,
De un animal de galaxia.
Es una historia que tiene que ver
Con el curso de la Vía Láctea,
Es una historia enterrada
Es sobre un ser de la nada.

Nació de una tormenta
En el sol de una noche,
El penúltimo mes.
Fue de planeta en planeta
Buscando agua potable,
Quizás buscando la vida
O buscando la muerte
Eso nunca se sabe.

Quizás buscando siluetas
O algo semejante
Que fuera adorable,
O por lo menos querible,
Besable, amable.

El descubrió que las minas
Del rey Salomón
Se hallaban en el cielo
Y no en el África ardiente,
Como pensaba la gente.
Pero las piedras son frías
Y le interesaban calor y alegrías
Las joyas no tenían alma,
Sólo eran espejos, colores brillantes
Y al fin bajo hacia la guerra…
¡perdón! quise decir a la tierra.

Supo la historia de un golpe,
Sintió en su cabeza cristales molidos
Y comprendió que la guerra
Era la paz del futuro.
Lo más terrible se aprende enseguida
Y lo hermoso nos cuesta la vida.
La última vez lo vi irse
Entre humo y metralla,
Contento y desnudo,
Iba matando canallas
con su cañón de futuro.


video

4 comentarios:

  1. Mentalmente el ejercicio está hecho...bella cancion en su contenido...
    tierra=guerra=tierra...
    aquí no baja nadie para arreglar el entuerto de los humanos...
    menos mal que em mi casa hay paz, eso lo trabajamos para que así sea..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una canción bella que te hace reflexionar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Anna y Mar, me alegro que os haya gustado, ese es uno de los objetivos del Blog, compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Bonita cancion....


    Saludos amigos mio...

    ResponderEliminar